2021-05-26 10:20

"La naturaleza marca el ritmo": Agrosila habla de la campaña de siembra de primavera

La campaña de siembra está llegando a su fin en todo el país: hoy ya se ha sembrado en las regiones rusas más del 82% de las superficies de cultivo de primavera, es decir, 24,1 millones de hectáreas, según las autoridades agrícolas regionales.

Los grandes holdings rusos también han resumido sus resultados provisionales.

Agrosila, uno de los principales holdings agrícolas de Tatarstán, informó a los periodistas de la cantidad de cultivos sembrados, el coste de la campaña de siembra, el aumento de los precios y las dificultades que encontraron los agricultores.

CARAS EMPLEADAS

En total, el holding posee más de 253 mil hectáreas de tierra cultivable, dijo Bulat Shakirov, director general adjunto para la cría de cultivos en Agrosila. Hasta la fecha, se han sembrado 169 mil hectáreas en la campaña de primavera.

Según él, ahora la explotación está lista para cosechar 46,7 mil hectáreas de trigo de invierno y 1,63 hectáreas de centeno de invierno.

Además, en esta campaña se han sembrado unas 25 mil hectáreas de trigo de primavera, 41 mil hectáreas de cebada, 28,5 mil hectáreas de remolacha azucarera, 14 mil hectáreas de girasol, unas 17 mil hectáreas de colza, más de 3 mil hectáreas de maíz y 337 hectáreas de trigo sarraceno.

Además, "Agrosila" ha plantado 500 hectáreas de trigo duro.

"Hasta la fecha, Barilla ha construido un molino de trigo duro para pasta en Rusia. Nuestro público objetivo es precisamente esta empresa. Este año tenemos 500 hectáreas de este cultivo", dijo Shakirov.

LA FINANCIACIÓN Y EL AUMENTO DEL COSTE DE LAS SEMILLAS

Tenemos 18 complejos de producción y una flota de tractores propia.

Un representante de Agrosila dijo que se hace hincapié en la tecnología digital y, en general, según él, lo "digital" no se desarrolla tan activamente como en la agricultura.

"El holding ha gastado 3.700 millones de rublos para preparar el trabajo de campo de primavera, lo que supone 260 millones de rublos más que el año pasado. Este dinero se utilizó para comprar productos fitosanitarios, fertilizantes, realizar reparaciones y comprar equipos", dijo, y añadió que los costes también han aumentado debido al aumento de los precios de los fertilizantes y las semillas.

EL CLIMA MARCA EL RITMO

Los problemas llegaron en noviembre, cuando una helada de 26 grados azotó el país pero no cayó nieve. Esto provocó la muerte de los cultivos de invierno en varias zonas en una superficie de 3,7 mil hectáreas. En su lugar se sembró trigo de primavera, dijo Shakirov.

En mayo, en cambio, los agricultores se enfrentaron a una ola de calor de 35 grados que duró unos diez días.

"Por regla general, en esta época sólo pasamos a la fase activa de protección, y este año nos adelantamos a la climatología, ya que unos diez días hubo una ola de calor a 35 grados. La fase de desarrollo de las plantas está saltando muy rápido por ello. La naturaleza está marcando el ritmo", añadió el representante de la empresa.

El fuerte calor va acompañado de la falta de precipitaciones. Por ejemplo, Shakirov calificó de tiempo duro la situación en los distritos de Zainsk y Aznakaevo, donde sólo cayeron 6 milímetros de precipitaciones en lugar de los 60 habituales.

INVASIÓN DE ORUGAS

En un futuro próximo, los agricultores de "Agrosila" probablemente tendrán que enfrentarse a otra plaga: una infestación de orugas. En el distrito de Tukayevsky ya se observan años de polillas de los prados.

"No tenemos derecho a luchar contra las polillas durante el día, así que planeamos tratarlas cuando las orugas aparezcan en los campos, unos 5-6 días después. Básicamente, protegeremos a los primeros en sufrir. Se trata de la remolacha azucarera y las legumbres", explicó Shakirov.

LA EXTINCIÓN DE LAS ABEJAS

El peligro de extinción de las abejas en todo el mundo está en cuestión desde hace varios años. No sólo los ecologistas plantean la cuestión, sino que incluso Hollywood habla de ella.

Preguntado por las medidas que toma el holding para evitar el envenenamiento de las abejas, Shakirov dijo que sólo compran herbicidas de bajo riesgo.

"La empresa nunca ha comprado ni comprará el tipo de herbicidas que más matan a las abejas. Siempre se trata de la clase tres. Nunca nos permitimos comprar medicamentos de clase 1 o 2", dijo.

Además, el representante de Agrosila dijo que la empresa notifica a la población los tratamientos por todos los medios posibles, incluidos los medios de comunicación locales y los grupos de mensajería.

Made in Russia // Hecho en Rusia

Autor: Ksenia Gustova