Científicos rusos inventan una
2021-06-10 02:56

Científicos rusos inventan una "nariz digital" para determinar la frescura de los alimentos

Científicos del Instituto Enikolopov de Materiales Poliméricos Sintéticos de la Academia Rusa de Ciencias de Moscú han desarrollado la primera "nariz electrónica" del mundo sensible a varios gases tóxicos a la vez. Estos dispositivos ayudarán a controlar el medio ambiente, regular el funcionamiento de las plantas industriales y evaluar la frescura de los alimentos perecederos. Los resultados se publican en la revista Scientific Reports.

Según se explica en la página web de la Fundación Rusa para la Ciencia (RSF), los sensores resultantes no requieren una gran potencia de las baterías, son estables en condiciones de alta humedad y pueden detectar la presencia de sólo 30 moléculas de dióxido de nitrógeno o etilmercaptano entre los mil millones de moléculas de nitrógeno y oxígeno que componen el aire.

"Gases tóxicos como los óxidos de nitrógeno, el sulfuro de hidrógeno, los mercaptanos y el amoníaco son de gran interés para los investigadores porque están asociados a la contaminación atmosférica de las plantas industriales y los motores de combustión interna. ...Detectados en el aire exhalado por los humanos, estos compuestos pueden ser marcadores de una serie de enfermedades peligrosas. ...Un dispositivo compacto que detecte este gas alertará a los enfermos y permitirá tomar la medicación a tiempo. Además, los alimentos que se estropean liberan amoníaco y sulfuro de hidrógeno, cuyos sensores pueden integrarse en frigoríficos o envases "inteligentes". Con la ayuda de esta "nariz electrónica", será fácil determinar qué productos se pueden seguir consumiendo con seguridad, reduciendo la cantidad de productos frescos desechados, y lo que ya es hora de dar por perdido, lo que reducirá la frecuencia de las intoxicaciones alimentarias", - dijo en el informe RNF.

En el futuro, los científicos planean crear una estación compacta de control de la calidad del aire para las ciudades "inteligentes" y probarlo en Moscú, así como finalizar y probar la "nariz electrónica" como un dispositivo portátil para el diagnóstico precoz de las enfermedades pulmonares inflamatorias. Ahora, los autores del desarrollo optimizan los procesos de fabricación y recogen nuevos datos para una clasificación más precisa de los distintos gases mediante métodos de aprendizaje automático.

Made in Russia // Hecho en Rusia

    Autor: Karina Kamalova