Compartir
Suscripción a las renovaciones
Se lo agradecemos su suscripción!
Suscríbase a las renovaciones «Hecho en Rusia», reciba sólo las noticias más importantes sobre la exportación, el business y la cultura rusos!
Grupos en redes sociales y RSS
Rushán Abbyásov: Sin la certificación

25 de Febrero del 2016

Rushán Abbyásov: Sin la certificación "halal" la exportación de productos a los países musulmanes es prácticamente imposible.

El vicepresidente del Consejo de muftíes de Rusia Rushán Hazrat Abbyásov contó al portal «Hecho en Rusia» sobre las exigencias, que los países musulmanes aplican a los productos importados de Rusia.

- Rushán Ráfikovich, ¿cómo el Consejo de muftíes de Rusia contribuye al desarrollo de las relaciones comerciales entre los países musulmanes y los productores rusos?

- Los países del Oriente y Asia tradicionalmente acogen bien las mercancías con la marca «Hecho en Rusia». El mundo musulmán está interesado, en primer lugar, en mercancías con certificación "halal", producidos en Rusia, por eso contribuimos por todos los medios al desarrollo de tal producción.

En Rusia, precisamente en Moscú, se ha creado el centro Internacional de Normalización y certificación "halal". En su trabajo se ha tomado en cuenta la experiencia de otros países islámicos, donde las normas de la industria "halal" están muy desarrolladas.

En los países del mundo árabe-islámico, en cualquier restaurante que entres, en cualquier tienda que compres productos, sabes automáticamente que ellos son "halal" y están permitidos. La producción hecha en Rusia, necesita una marcación adicional, certificación y control para confirmar la ausencia de componentes, prohibidos a los musulmanes.

La marca "halal" significa que esta producción es segura, útil y, desde el punto de vista religioso, está permitida. Sin esto es imposible comerciar con los estados con una población musulmana mayoritaria.

Hoy en día nuestro centro ha firmado acuerdos de cooperación con países como los Emiratos Árabes Unidos, Irán, Indonesia y otros. La población de estos estados adquiere activamente la producción rusa con la marca "halal".

La producción "halal" es un segmento significativo para el mercado local ruso, porque en nuestro país viven más de 20 millones de musulmanes. Por eso para los productores, esta marcación abre nuevas perspectivas, un segmento especial del mercado, donde pueden desarrollarse.

- ¿Que es "halal"? Cuente más detalladamente.

- El término "halal" se traduce literalmente del árabe como «permitido, permisible». Al musulmán ortodoxo le está prohibido comer la carne de cerdo, el cadáver de cualquier animal, productos que causan daño al organismo, por ejemplo el alcohol. Están prohibidos el tabaco, las drogas, las sustancias alucinógenas. Hay que tener en cuenta que "halal" es seguridad y calidad de la producción, y también honestidad respecto a la cooperación y las relaciones recíprocas, incluyendo las financieras.

- ¿En qué productos se pone tal marca?

- En todos, desde la carne hasta el agua, el chocolate y productos de confitería.

- O sea, hasta la Coca Сola puede ser "halal"?

- Solamente si los médicos y los científicos demuestran que es útil y no causa daño al organismo. Según el dogma, llegará el Día del juicio final y la persona será cuestionada por sus acciones, incluso por la forma en que trataba a su organismo, por eso el Altísimo dice: «coman lo útil o lo permitido», o sea, permisible - "halal".

- ¿Se han dado casos en Rusia de uso desleal de la marca "halal"?

- Después de estudiar la experiencia de Malasia, los Emiratos Árabes Unidos, y otros países hemos comprendido que es necesario proteger el mercado de productos "halal" para evitar la aparición de fraude alimentario, obstaculizar la actividad de los productores sin escrúpulos. Antes se dieron muchos casos, cuando, por ejemplo, tomábamos un paquete de raviolis, sobre el que estaba dibujada una mezquita, símbolos musulmanes, y en su composición encontrábamos carne de cerdo. Para el musulmán, según el Corán, y para los representantes de las religiones abrahámicas, comer la carne de este animal es pecado, y está prohibido su consumo.

Hemos registrado las marcas comerciales correspondientes para proteger a los creyentes de los empresarios sin escrúpulos. Detectamos e impedimos las infracciones de la legislación.

- ¿Es suficiente recibir la certificación "halal" en Rusia para que la producción nacional llegue a los mostradores de los países musulmanes, o es necesario repetir la certificación después de la transportación?

- Nuestro certificado es totalmente suficiente. Por ejemplo, recientemente nos visitaron representantes de los Emiratos Árabes Unidos. Vieron varias empresas, que han pasado nuestra certificación, y se han persuadido de que toda la producción se realiza en rigurosa conformidad con las normas "halal", se realiza correctamente el sacrificio del animal, todo es estéril, limpio y de alta calidad.

La marcación se realiza en tres idiomas: ruso, inglés y árabe.

- ¿Cómo está organizado el proceso de certificación "halal"?

Después que recibimos la solicitud correspondiente de la compañía sobre el deseo de recibir la certificación, nuestros especialistas se desplazan al lugar, estudian el proceso de producción e investigan la producción misma. Ya tenemos firmados acuerdos con algunos laboratorios, que por nuestro encargo estudian la composición de los productos con el fin de establecer su correspondencia con las normas "halal".

Después de pasar las investigaciones necesarias se designa al especialista, que velará por los pasos posteriores de la producción. Como regla general, es un representante de la comunidad musulmana local, que ha sido entrenado y aprobado cursos profesionales.

- ¿Existe un estándar único para la certificación "halal" para todo, o existen ramas, variaciones?

- Hay variaciones en algunos países, pero no críticas. Por ejemplo, en algunos países árabes, donde un buen caballo de carreras cuesta como dos Rolls-Royce, está prohibido el consumo de carne de caballo, y en nuestro país los tártaros sin carne de caballo no pueden vivir.

Entrevistó Alexey Yaushev

Compartir
No es posible dejar comentarios ya que ha pasado el plazo límite de 5 días después de la publicación.

Otros materiales