HECHO EN RUSIA

Todas las regiones
ESP
Expertos

Los empresarios necesitan apoyo: una entrevista con "Opora Rossii" sobre un año crítico para las empresas

105
Los empresarios necesitan apoyo: una entrevista con "Opora Rossii" sobre un año crítico para las empresas

Este año fue casi tan difícil y complicado para las empresas como el año 2020. Esta vez, casi todo el mundo sintió las graves consecuencias de la pandemia. Las restricciones laborales, los costes, los aumentos tangibles de los precios de las materias primas, las interrupciones del suministro, las dificultades con las exportaciones, las nuevas obligaciones relacionadas con el etiquetado y otros factores, pusieron en una situación difícil no sólo al sector de los servicios y a las pequeñas empresas, sino también a las medianas y grandes.

Las empresas han atraído una atención sin precedentes por parte del público, los medios de comunicación y las autoridades, lo que ha provocado serios cambios y la necesidad de reconsiderar las condiciones para el desarrollo del espíritu empresarial en Rusia.

La redacción de Made in Russia ha hablado con Andrei Shubin, director ejecutivo de la asociación empresarial Opora Rusia, sobre el año 2021. Lea en esta entrevista qué cambios se avecinan para los negocios en el país y por qué la comunidad empresarial recordará este año.

Diga, ¿cuántas empresas y empresarios individuales se registraron en el año que se va?

Si hablamos de pequeñas y medianas empresas, según los datos a 31 de octubre, 873.605. Esto incluye tanto a las personas jurídicas como a los empresarios individuales que se registraron. Pero muchos también cerraban. "Delta" a finales de año - más 96.000 pymes.

¿Qué ámbitos empresariales se han abierto más este año?

Según la estructura - predomina el comercio (más del 35%), la actividad de transporte de automóviles y mercancías (16%), la construcción de edificios residenciales y no residenciales y el alquiler, la gestión inmobiliaria.

¿Qué regiones fueron líderes en el registro de nuevas empresas, y cuáles se situaron en el antirreglamentario?

En números absolutos, Moscú ocupa el primer lugar. En octubre se registraron 120.981 nuevas "empresas". La región de Moscú es la segunda, y San Petersburgo la tercera. Esto se debe en gran medida a la población total de las regiones. Daguestán (más 10,9%), Kalmykia (más 8,3%) y la región de Moscú (más 7,3%) son los líderes en cuanto a la tasa de crecimiento de las PYME. Las regiones que están en contra son la República de Adiguesia (menos 5,1%), la Región de Magadán (menos 3,1%) y la República de Komi (menos 2,7%).

En su opinión, ¿qué es lo que impide a las regiones que se encuentran en la anti-categoría, desarrollar activamente la esfera del espíritu empresarial?

Allí hay poca gente, hay menos actividad económica. Pero, en primer lugar, es la lejanía, y en segundo lugar, el desarrollo económico. La actividad económica también se ve afectada por la salida de la población de las regiones-extrañas. Sin medidas sistemáticas para preservar la población, la actividad económica es imposible.

Todo está condicionado exactamente por la economía. Si nos fijamos en Moscú, la región de Moscú y San Petersburgo, se trata de enormes aglomeraciones con un mercado claro y un gran número de residentes. En estas regiones, en principio, no se dan estas condiciones. Las esferas están divididas y, aunque hay competencia, hay menos oportunidades de desarrollo. Los empresarios locales están limitados por la logística. Es decir, las razones son bastante objetivas, que afectan tanto a las pequeñas y medianas empresas, como a la economía en su conjunto.

Dígame, ¿qué problemas de las pequeñas y medianas empresas se resolvieron con la ayuda de "Opora Rusia" en 2021?

Ha sido un año bastante ajetreado. La historia clave, por supuesto, es la pandemia y las medidas de apoyo a las empresas, que se encontraban en la situación más difícil. Desde ese año, hemos estado celebrando reuniones y encuentros regulares en el marco del personal de protección empresarial dirigido por Andrei Removich (Belousov - ed.) junto con el Ministerio de Desarrollo Económico, analizando y recogiendo las opiniones de los empresarios de todas las regiones.

La segunda gran tarea a la que nos dedicamos fue el seguimiento de las medidas de apoyo: cómo funcionan, cómo se lanzan, cómo se reparten. Algo que cambiamos, corregimos el trabajo de los bancos y una infraestructura de apoyo. También el desarrollo de soluciones propias y un enfoque competente, relacionado con el negocio máximo permitido: que no se cierre, y si se cierra, que se ofrezcan al menos algunas oportunidades de compensación.

Dado que nuestras sucursales están en todas las regiones de la Federación Rusa, hemos trabajado mucho sobre el terreno, en las sucursales regionales, donde analizamos nuestra experiencia y, junto con los gobernadores, tomamos juntos varias decisiones.

La moratoria de las inspecciones a las empresas es también un hecho muy importante y correcto. Y esta decisión demostró que no ha ocurrido nada terrible. Se pueden reducir los requisitos y el número de inspecciones que había antes, y no habrá ningún problema en este sentido, ningún desastre. Esta es una conclusión muy importante que nos permite revisar fundamentalmente el sistema de control y supervisión de los empresarios. Todo esto ha dado lugar a una ley sobre actividades de control y supervisión y a la renovación automática de una serie de licencias. Es decir, el año fue bueno en cuanto a la liberalización de los requisitos para los controles.

Además, hace tiempo que planteamos la cuestión de la posibilidad de que los autónomos alquilen apartamentos. Ahora esto todavía es imposible, pero en la última reunión de la Comisión Jurídica de la Pequeña Empresa, bajo la dirección de Mijaíl Mishustin, expresamos este tema, y fue apoyado por el Primer Ministro. Ahora estamos preparando el correspondiente proyecto de ley. Hay muchos apartamentos, tienen propietarios, y para blanquear este mercado, tenemos que introducir este tipo de negocio. No estamos hablando de apartamentos comerciales, sino de apartamentos personales.

Hemos tenido una larga discusión con los empresarios que se dedican al desarrollo agrícola sobre la prohibición de construir viviendas en terrenos agrícolas. Iniciamos esta enmienda, y legislativamente ya se ha dado esta oportunidad: ahora los agricultores pueden construir viviendas para ellos. Por supuesto, limitado por los metros cuadrados, pero sin embargo, ahora hay una oportunidad de ser alojados y vivir allí. También a finales de año se aprobó un proyecto de ley que permite a los agricultores vender los productos agrícolas que producen en las tierras agrícolas.

Nuestros colegas intervinieron este año en el Foro Económico Mundial y nos pidieron que bajáramos el IVA al sector turístico, siguiendo el ejemplo de los restauradores. Ahora estamos trabajando en la correspondiente orden presidencial. Además, ahora estamos trabajando intensamente para reducir el nivel de sanciones para las empresas, en función del nivel de negocio: micro-pequeñas, medianas y grandes. Queremos que las pequeñas empresas se equiparen a los empresarios privados. Reduciremos la pena hasta diez veces para muchos artículos del derecho penal. Esta es la experiencia de Kazajstán. Por supuesto, no estamos hablando de casos en los que se perjudica la vida, la salud y el medio ambiente. Estamos hablando de normas estándar.

Usted ha hablado de la moratoria de las inspecciones de empresas. No hace mucho, el ministro de Desarrollo Económico, Maxim Reshetnikov, dijo que las inspecciones a las empresas se han quintuplicado. ¿Coincide esto con los datos de Opora Rusia?

Sí. Se ha quintuplicado el número de inspecciones de 2019 a 2020. Pero en el primer semestre de 2021, hubo un aumento significativo de las inspecciones debido a la flexibilización de la moratoria que estaba en vigor el año pasado. Aun así, el número de inspecciones es menor que antes de la pandemia. Tenemos muchas esperanzas puestas en la nueva ley de actividades de control y supervisión, que da prioridad a las medidas preventivas sobre las de control.

En cuanto a las medidas de apoyo a las empresas afectadas por la pandemia. Los restauradores, la industria turística, la industria de la belleza y los organizadores de eventos públicos se quejaron anteriormente a los medios de comunicación de que no podían aprovechar las ayudas anticrisis prometidas por el Estado en el marco del programa "FOT 3.0". Los bancos no les concedían préstamos, imponiéndoles condiciones adicionales. ¿Reciben quejas de los empresarios?

Hay un decreto gubernamental que especifica los requisitos para obtener el apoyo, y había diferentes matices sobre los que los empresarios apelaban. Por ejemplo, que una empresa tenía que participar en el programa FOT 2.0 del año pasado para poder recibir el FOT 3.0. El segundo criterio es que los OKVED que se pusieron en la lista de los más afectados eran diferentes a los del año pasado. Y el tercer matiz está relacionado con la economía: si la empresa está completamente mal en términos económicos, podrían rechazarla en este contexto. Trabajamos con los bancos para resolver todas las situaciones difíciles y se nos consulta.

El año pasado establecimos un diálogo con el Banco Central, y si recibimos quejas y solicitudes relativas a determinados bancos, trabajamos en estos temas. Así que si tiene problemas para trabajar con los bancos, póngase en contacto con "OPORA".

¿Cómo se sienten las empresas durante la pandemia? ¿Qué medidas son aún necesarias para ayudar a los empresarios a volver a la actividad?

La situación ahora mismo es bastante interesante. Las estadísticas, las cifras y los ingresos muestran que el volumen de negocio está aumentando y la situación parece mejorar. Los ingresos fiscales también nos dicen que está subiendo mucho. Pero cuando hablamos de este tema con los empresarios, la situación varía de una región a otra. Las regiones imponen restricciones y el flujo disminuye. Al menos todo lo relacionado con los servicios no se ha recuperado definitivamente, y es un tema que viene de lejos, se trata de eliminar todas las restricciones.

El comercio está creciendo. Pero depende de qué industria. Por ejemplo, los empresarios que supieron pasarse a tiempo a la red, iniciar su promoción en Internet, cooperar con los marketplaces, han crecido mucho. Todos los servicios en línea en la pandemia crecieron varias veces. Y si nos fijamos en los fabricantes de muebles, que ese año tuvieron un subidón de demanda, están experimentando un descenso de ingresos. El coste de la exportación de muebles se ha disparado, los precios de las materias primas se han disparado un 300%, y el Servicio Federal Antimonopolio llegó a perseguir a los fabricantes de tableros de aglomerado y partículas. Además, hay problemas relacionados con el transporte: enormes colas en la frontera de la UE, reducción de las cuotas de vehículos en la UE. Por lo tanto, todos los que pretenden exportar, incurren en costes más elevados. Además, la inflación ha subido, y nos estamos volviendo poco competitivos incluso en comparación con Polonia. También hay que tener en cuenta la situación mundial, y aquí hay una historia muy complicada.

¿Qué debemos hacer? Tenemos que restaurar la demanda. El sector de los servicios necesita apoyo con exenciones fiscales, y los centros comerciales, donde hay restricciones de visitas, necesitan exenciones fiscales. En los restaurantes, donde se introdujeron los códigos QR, hay una fuerte disminución de la afluencia de personas, y los costes eran, y siguen siendo, elevados. Así que no podemos decir que todo se haya recuperado. Pero el hecho de que hay un crecimiento en el segmento online es un hecho. Y eso es lo que ha empujado al gobierno y a las empresas hacia la transformación digital.

Por encima de todo, también hay una obligación de las empresas de marcarlo.

El etiquetado también es una cuestión que hay que trabajar a fondo. Vamos a investigar sobre el etiquetado, especialmente para los autónomos que, por ejemplo, cosen zapatos. No pueden etiquetar sus propios productos, porque se necesitan equipos, un sistema de papeleo, informes. Así que tenemos que estudiar cuáles son los costes y cómo se pueden minimizar.

¿Qué otras iniciativas tienen previstas para 2022?

Tenemos un gran plan de trabajo. Nos ocuparemos de la reducción de las tarifas de electricidad para las empresas. Tenemos previsto terminar los temas sobre los que tenemos instrucciones, como los apartamentos y la reducción de las multas para las pequeñas empresas, de la que hemos hablado antes.

También podemos añadir aquí una noticia sobre las advertencias obligatorias para las pequeñas y medianas empresas por las primeras infracciones, a menos que supongan un daño o una amenaza para la salud y la vida, el medio ambiente y la propiedad. En este caso, en lugar de una multa, debería haber una advertencia con un plazo normal de ejecución. Queremos trabajar en las regiones en el tema del impuesto sobre el valor catastral, que en el máximo es del 2%, pero en el entorno actual es muy difícil y doloroso para los empresarios. Recibimos estas peticiones de todas las regiones. Estamos en contacto con los gobernantes y también haremos todo lo posible para que no prevalezca sobre el terreno el deseo de recaudar el máximo de impuestos en detrimento del desarrollo y la conservación de las empresas.

Se trabajará mucho para devolver al artículo del Código Procesal Penal el procedimiento de iniciación de procedimientos por delitos fiscales basado en los materiales del Servicio de Impuestos. Ahora pueden hacerlo las propias fuerzas del orden, aunque no haya reclamaciones al empresario por parte del fisco. Aun así, Hacienda tiene todas las herramientas y recursos para comprobarlo, por lo que creemos que debe intervenir inmediatamente.

Hay un tema relacionado con la responsabilidad solidaria en las cooperativas. Se trata de la responsabilidad de todos los miembros de la cooperativa entre sí, por ejemplo: sois cincuenta, alguien ha cometido un error, y toda la responsabilidad recae sobre todos, se os puede acusar, al igual que a cualquier otro. Nos parece que este enfoque debe cambiar. Por ello, el nivel de confianza está disminuyendo y los movimientos cooperativos no se desarrollan, aunque de hecho las cooperativas son una herramienta muy buena.

Hay una plataforma llamada "Para las empresas" que se ocupa de los llamamientos de los empresarios. Está conectada directamente con el aparato central de las fuerzas del orden: están el Ministerio del Interior, el Comité de Investigación, el Servicio Federal de Seguridad y la Fiscalía General, pero no existe el Servicio de Aduanas y estamos por incorporarlo. Últimamente ha habido muchas peticiones de los empresarios sobre las aduanas, por lo que es importante establecer una comunicación, para que sean consideradas rápidamente.

Un tema que viene de lejos es la ley de comercio móvil. Tenemos la intención de trabajar en este proyecto de ley hasta el final, para que el desarrollo del comercio móvil estacionario y de las pequeñas empresas despegue. Se trata de una buena iniciativa, que cuenta con el apoyo de todos. Nosotros y el Ministerio de Industria y Comercio hemos eliminado todas las contradicciones, así que el año que viene tenemos que salir con él y seguir aprobando este proyecto de ley que también estaba en el plan del proyecto nacional sobre el pequeño comercio.

¿Qué tendencias de desarrollo empresarial se perfilan en 2021? ¿Cuáles, en su opinión, serán las principales el próximo año?

La principal tendencia es la digitalización. La digitalización está conduciendo al blanqueo, y las empresas tienen una demanda para ello. La segunda tendencia es el desarrollo de servicios para las empresas. Ya existe un servicio de préstamos en línea y medidas de apoyo. La Corporación de las PYMES también está construyendo una plataforma digital para las pequeñas y medianas empresas, e incluye servicios absolutamente diferentes.

Hoy es imposible hacer predicciones, todo es imprevisible. No sabemos si habrá otra oleada del coronavirus, si habrá inmunidad colectiva. Hasta ahora, todas las previsiones que se hicieron antes no se han cumplido. Pero queremos creer en lo mejor.

En cuanto al desarrollo del negocio, está claro que la reestructuración debe ir en la dirección de los "números", pero no todo el mundo puede permitírselo. No todo el mundo se ha pasado al transporte marítimo.

Además, hay una tendencia a la consolidación empresarial: las plataformas digitales se están desarrollando, absorbiendo cada vez más recursos y ganando poder económico, que luego dictará las condiciones. Por lo tanto, las pequeñas empresas y las microempresas de aquí tienen que aprender a trabajar con estas plataformas. También es importante que el Estado no regule, sino que desarrolle normas generales de acceso no discriminatorio.

¿Se refiere a los ecosistemas?

Sí, ecosistemas, plataformas digitales. Es importante asegurarse de que no haya abusos. Hablo de un conjunto de normas generales, no de una regulación estricta, porque está claro que cada uno tiene su propio negocio.

Made in Russia // Hecho en Rusia

Autor: Karina Kamalova

0