HECHO EN RUSIA

Todas las regiones
ESP
Noticias de la empresa

Ayuda a los productores: los restauradores hablan del estado de ánimo del sector

Ayuda a los productores: los restauradores hablan del estado de ánimo del sector

Las empresas rusas atraviesan hoy un periodo de transformación global. Las nuevas sanciones antirrusas obligan a los empresarios no sólo a revisar los procesos logísticos y de producción, sino también a prestar más atención a la política de sustitución de importaciones. Lea sobre los retos a los que se enfrentan los restauradores hoy en día en el artículo "Made in Russia".

INFATAL

Sergey Mironov, vicepresidente de la Federación de Restauradores y Hosteleros de Rusia, miembro del consejo de "Business Russia" y fundador de los restaurantes Meat & Fish, señaló que el sector es hoy heterogéneo en su valoración de lo que ocurre en la economía. "El estado de ánimo varía. Algunos dicen que será una época de oportunidades, otros no son tan optimistas y temen que los precios de todo suban, por el salto de los tipos de cambio y la complicada logística", dijo.

Según él, lo más alarmante es el coste de los equipos y productos. "Todos nuestros equipos son importados, o rusos con componentes importados, o con componentes rusos, pero fabricados con máquinas importadas. Hoy tenemos el equipo, pero mañana empezará a estropearse poco a poco. Nuestra dependencia es global, pero no hay nada fatal", afirma.

El experto explica que no hay pesimismo en este asunto, porque de una forma u otra los equipos se pedirán y se traerán a través de terceros países. "Sólo será más caro debido a que el hombro logístico aumentará y habrá que hacer un despacho de aduanas adicional. Pero así será. Traeremos los componentes igualmente", aseguró Mironov.

Sin embargo, el experto señaló que la situación de los productos plantea más dudas.

SUSTITUCIÓN DE LAS IMPORTACIONES .

El principal problema se refiere a las frutas y verduras, según Mironov. "En Rusia hay carne. Cerdo, ternera, pollo... todo está bien aquí. Pero no cultivamos suficiente fruta. Y lo que cultivamos, no sabemos cómo conservarlo para el invierno. Nuestras granjas de invernadero también producen muy pocas verduras. Además, debemos entender que incluso las verduras que se producen lo hacen con semillas no rusas. Tampoco es un problema global, no es el Reino Unido el que nos suministra verduras, sino Turquía. Pero hay que entender que la sustitución de importaciones no es completa aquí", subrayó.

La situación del pescado en Rusia también es difícil: la pesca está poco desarrollada, y sólo el 1-2% de la producción llega al mercado nacional. "Rusia está rodeada de agua, tenemos mucho pescado, podemos abastecer completamente a nuestro país, pero seguimos siendo dependientes. En Kamchatka, el 99% va a Asia. Por ejemplo, nuestro restaurante funciona sólo con pescado ruso, cada año comprarlo es una verdadera búsqueda. Vamos a Kamchatka y convencemos a los pescadores para que no vendan allí. Tenemos que apelar al patriotismo, para arañar el pescado", dijo Mironov.

APOYO

Según los representantes del sector, para apoyar el negocio de la restauración es necesaria la ayuda del gobierno. Sin embargo, esta ayuda debe ser en gran medida indirecta.

Así, el copropietario del club "Petrovich", "Vysotsky", el propietario de una red de pubs "Six-You-Six" Igor Pisarsky cree que ahora es necesario ayudar a los productores. "Los distintos tipos de ayudas y subvenciones no están mal, pero es necesario ayudar no tanto a la restauración como a los productores de productos nacionales. Ahora queremos lanzar una expedición gastronómica bastante grande para buscar y estudiar las especialidades y oficios rusos conservados. Creo que hay que apoyarlo", - dijo.

Mironov también dijo que el Estado debería prestar más atención a los productores. "Aquí hay un aspecto importante. Por un lado, desarrollamos y subvencionamos la agricultura, y por otro, introducimos un montón de regulaciones diferentes: informes, inspecciones, reglamentos y otros trámites. Esto lo puede hacer una gran explotación agrícola, pero a un agricultor corriente le resulta difícil lidiar con el papeleo. El mismo problema existe con las ventas. Los mercados están cortados para ellos, los restaurantes, salvo algunas historias cortas, casi siempre de relaciones públicas, tampoco trabajan con ellos", dijo.

En cuanto al apoyo al negocio de la restauración, es necesario abordarlo de forma equilibrada, opina el experto. Explicó que ahora en el negocio de la restauración afecta en mayor medida al segmento premium y al segmento medio. "Los precios han subido, pero la solvencia de la población no ha aumentado, de hecho, en algún lugar ha disminuido. Los consumidores han vuelto al segmento más barato, la comida rápida. Ahora tenemos un eslogan común en todo el país para "salvar la comida rápida", para sustituir a Mcdonald's. No lo comparto, porque el consumidor se encuentra en este segmento. Es el que menos va a sufrir al final. Y todo el estrato medio está en problemas", dijo.

Además, las subvenciones deben distribuirse de forma competente y estimular el blanqueo del negocio, dijo el experto.

"Las subvenciones no deben basarse en las "carencias", sino en lo que el empresario paga de impuestos al Estado. Si paga impuestos, da a todos los empleados, da todos los sueldos en blanco y paga altas primas de seguro, démosle una subvención por el importe del impuesto sobre la renta de las personas físicas durante seis meses. Así, se le incentiva y motiva para que mantenga a los empleados y les pague un salario blanco", opina.

Mironov señaló que en el negocio de la restauración trabaja hoy un gran número de rusos, por lo que es muy importante mantener a los empleados. "Creo que hay que equiparar el negocio a la industria informática. Si se paga el 7% de las primas de seguro sería maravilloso, también sería una forma directa de blanquear. La recaudación de impuestos aumentaría y, lo que es más importante, los empleados estarían empleados y protegidos por el Estado", - concluyó el experto.

Lea las noticias actuales en nuestro canal de Telegram

Made in Russia // Hecho en Rusia

Autor: Maria Buzanakova


0